About admin

Misa por la paz en Matamoros

H. Matamoros. Hace un año, en torno a la fiesta de san Francisco de Asís, nos preparábamos para tener, en nuestra Zona Pastoral de Matamoros, la Marcha por la Paz. Este año los invito a que, en la misma sintonía, tengamos una MISA POR LA PAZ el próximo sábado 3 de octubre a las 12:00 horas en la Santa Iglesia Catedral.

Les pido (a los párrocos), que envíen una representación de fieles de su comunidad a fin de poder reunir una significativa asamblea que celebre con fe, esperanza y caridad la eucaristía, teniendo en cuenta esta importante intención; así como ir vestidos de blanco.

Será, además, una buena oportunidad para recibir juntos la imagen del Cristo crucificado (Santo Cristo) que se venera en la Parroquia de San Miguel Arcángel, en Bustamante, N.L., y que está cumpliendo 300 años. Esta imagen permanecerá en nuestra ciudad 24 horas, llegando el sábado a las 12:00 pm y partiendo el domingo 4 de octubre a la 1:00 pm.

Que Santa María, Reina de la paz, siga custodiando nuestros pueblos y nuestras comunidades, y nos ayude a ser promotores e impulsores de la paz.

 

+Mons. Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

DOMINGO XXVI DEL TIEMPO ORDINARIO

Todo aquel que no está contra nosotros, está a nuestro favor

Números 11,25-29
Santiago 5,1-6
Marcos 9,38-43.45.47-48

El Señor nos ofrece, este domingo, varios puntos de reflexión que, sin duda, nos ayudarán enormemente en nuestra vida cristiana.

En primer lugar, y como tema central, el libro de los Números y el evangelio de san Marcos nos ayudan a entender que existen, a nuestro alrededor, muchos hombres y mujeres que, sin ser de “los nuestros”, buscan agradar a Dios y darlo a conocer a través de sus palabras y de su testimonio de vida. ¿Qué actitud tomar hacia ellos? ¿Hay que rechazarlos? ¿Debemos oponernos a la labor que, con rectitud de conciencia, llevan a cabo?

Moisés responde, en la primera lectura, a Josué, cuando Eldad y Medad estaban profetizando en el Pueblo de Israel: “¿Crees que voy a ponerme celoso? Ojalá que todo el pueblo de Dios fuera profeta y descendiera sobre todos ellos el espíritu del Señor”. Nuestro Señor, en el evangelio, ante una situación parecida, dice: “No se lo prohíban, porque no hay ninguno que haga milagros en mi nombre, que luego sea capaz de hablar mal de mí. Todo aquel que no está contra nosotros, está a nuestro favor”.

Habrá que pedirle al Señor que nos ayude a valorar y reconocer el bien que tantos y tantos seres humanos realizan a favor de los demás. Y, aunque no sean de “los nuestros”, no por ello sus obras carecen de mérito a los ojos de Dios.

Junto con este tema principal, el evangelio de este domingo nos ofrece otro punto de meditación muy interesante. Se trata acerca del mandato que Jesús nos hace de quitar, de nuestro lado, todo aquello que sea, para nosotros, ocasión de pecado. No se trata de interpretar al pie de la letra el texto: “Si tu mano te es ocasión de pecado, córtatela… Y si tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo… Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo…”. En realidad el Señor nos invita a rechazar todo aquello (las ocasiones) que nos pueda(n) hacer caer en pecado.

Por último, atendiendo a la segunda lectura, Dios arremete fuertemente contra todas aquellas personas que se enriquecen, en esta vida, a costa de injusticias practicadas contra los más pobres. Habrá que hacer un serio examen de conciencia para reflexionar acerca de cómo tratamos y cómo correspondemos a quienes colaboran o trabajan con nosotros, o bien, dependen de nosotros.

En la Eucaristía de este domingo ponemos, en las manos del Señor, una oración ferviente por nosotros, a fin de quitar de nuestro corazón los “celos” que, frecuentemente, nos invaden cuando vemos el bien que los demás hacen. Así mismo, pidamos fuerza de voluntad para rechazar todo aquello que pueda ser ocasión para ofender a Dios; no olvidemos, además, suplicarle al Señor que nuestro corazón esté siempre libre de todo apego a los bienes materiales. Amén.

 

+ Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

DOMINGO XXV DEL TIEMPO ORDINARIO

Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos

Sabiduría 2,12.17-20
Santiago 3,16 – 4,3
Marcos 9,30-37

La Palabra de Dios en este domingo nos presenta dos formas de pensar y de actuar diametralmente opuestas, incompatibles la una con la otra. Estas dos maneras de entender la vida y que se reflejan en el comportamiento son: el egoísmo, enmarcado por la soberbia, y el amor, enmarcado por la humildad.

El texto del libro de la Sabiduría (primera lectura) habla de los malvados que buscan a toda costa la destrucción de los justos. La razón por la que buscan acabar con ellos es muy sencilla: los justos con sus palabras y su comportamiento cuestionan el estilo de vida de los impíos, y esto no lo pueden permitir ni aceptar; incluso se atreven a poner a prueba a Dios para ver si toma partido por los buenos: “Si el justo es hijo de Dios, él lo ayudará y lo librará… Sometámoslo a la humillación y a la tortura… Condenémoslo a una muerte ignominiosa, porque dice que hay alguien quien mire por él”.

El apóstol Santiago, en su carta, sigue esta misma temática, contraponiendo a los que tienen la sabiduría de Dios, que son amantes de la paz y que están llenos de virtudes, como la comprensión, la docilidad, la misericordia, y la sinceridad, con aquellos que, aun siendo miembros de las comunidades cristianas, se guían por las malas pasiones, la violencia, la codicia y la ambición.

En el evangelio de san Marcos el Señor Jesús les presenta a sus discípulos un camino de sufrimiento, de cruz, de muerte y de resurrección, todo un estilo de vida que ellos, como seguidores suyos, deberán conocer, aceptar y seguir. Sin embargo, mientras el Maestro los educa, ellos en cambio, van discutiendo por el camino quién de ellos es el más importante. Jesús concluye diciéndonos que, en su propuesta evangélica: “Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos”, ejemplificando la enseñanza con la pequeñez de un niño.

En la Eucaristía de este domingo, hagamos el propósito de reflexionar en el camino que Dios nos propone hoy en su Palabra, a fin de comprometernos con Jesús a optar por un estilo de vida acorde con su Evangelio: fidelidad a Dios, paz, comprensión, docilidad, misericordia, sinceridad, aceptación del camino de la cruz, servicialidad y humildad. Amén.

 

+ Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

Programa de la Visita del Papa a Cuba

H. Matamoros. El Papa Francisco en su visita apostólica a Cuba. Un equipo de sacerdotes y laicos de la estación de radio Cristo en Línea participarán en estos eventos.

En el equipo que cubrirá la visita del Papa en Cuba, se encuentran el P. Luis E. Buenrostro, Lic. Gabriela Pacheco y Víctor Salazar que pertenecen a nuestra Diócesis. Les iremos compartiendo sus vivencias y seguimiento de la visita en ww.cristoenlinea.com  diocesisdematamoros.org @DiMatamoros

Sábado 19 de septiembre:

16:00 hrs. Recibimiento Oficial en el Aeropuerto Internacional “José Martí”.
17:00 hrs. Salida hacia la sede de la Nunciatura Apostólica.
18:00 hrs. Alojamiento en la Nunciatura Apostólica.
Tarde y noche. Programa privado.

Domingo 20 de septiembre:

08:00 hrs. Salida hacia la Plaza de la Revolución.
08:20 hrs. Llegada a la Plaza de la Revolución. Recorrido de Su Santidad entre el pueblo congregado.
08:30 hrs. Llegada a la Sacristía.
09:00 hrs. Santa Misa en la Plaza de la Revolución.
11:15 hrs. Concluye la Santa Misa. Regreso a la Sacristía.
11:30 hrs. Regreso a la Nunciatura Apostólica.
12:30 hrs. Almuerzo privado.
15:45 hrs. Salida hacia el Palacio de la Revolución.
16:00 hrs. Llegada de Su Santidad al Palacio de la Revolución. Saludo a las delegaciones.
17:15 hrs. Salida hacia la Catedral de La Habana.
17:30 hrs. Visita a la Catedral de La Habana. Plegaria de las Vísperas con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas.
18:30 hrs. Saludo a jóvenes y claustro en el Centro Cultural Padre Félix Varela.
18:45 hrs. Regreso a la Nunciatura Apostólica. Noche Programa privado.

Lunes 21 de septiembre:

07:30 hrs. Salida hacia el Aeropuerto Internacional “José Martí”.
07:50 hrs. Llegada al Aeropuerto Internacional “José Martí”
08:00 hrs. Despegue de la aeronave hacia Holguín.
09:20 hrs. Llegada al Aeropuerto Internacional de Holguín “Frank País”.
09:30 hrs. Salida hacia la Plaza de la Revolución “Calixto García”.
10:00 hrs. Llegada a la Plaza. Recorrido de Su Santidad entre el pueblo congregado.
10:15 hrs. Llegada a la Sacristía.
10:30 hrs. Santa Misa en la Plaza de la Revolución “Calixto García”.
12:30 hrs. Concluye la Santa Misa.
12:45 hrs. Salida hacia el Obispado de Holguín.
13:00 hrs. Almuerzo privado
15:30 hrs. Salida hacia la Loma de la Cruz.
15:45 hrs. Visita a la Loma de la Cruz.
16:00 hrs. Salida hacia el Aeropuerto Internacional de Holguín “Frank País”.
16:40 hrs. Despegue de la aeronave hacia Santiago de Cuba.
17:30 hrs. Llegada al Aeropuerto Internacional de Santiago de Cuba “Antonio Maceo”.
17:40 hrs. Salida hacia el antiguo Seminario San Basilio Magno.
18:20 hrs. Alojamiento en el antiguo Seminario San Basilio Magno.
19:00 hrs. Encuentro privado con los Obispos.
19:40 hrs.Traslado hacia la Basílica Menor del Santuario Nacional Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Oración a la Virgen de la Caridad del Cobre.
20:00 hrs. Regreso al lugar de alojamiento.
Noche Programa Privado.

Martes 22 de septiembre:

08:00 hrs. Santa Misa en la Basílica Menor del Santuario Nuestra Señora de la Caridad del Cobre.
10:00 hrs. Concluye la Santa Misa.
10:15 hrs. Salida hacia la Catedral de Santiago de Cuba.
11:00 hrs. Visita a la Catedral de Santiago de Cuba. Encuentro con las familias cubanas.
11:30 hrs. Bendición a la ciudad de Santiago de Cuba.
11:35 hrs. Salida de Su Santidad hacia el Aeropuerto Internacional “Antonio Maceo”.
12:15 hrs. Ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional “Antonio Maceo”.
12:30 hrs. Despegue de la aeronave.

 

 

 

 

 

Colecta especial para la Pastoral de la Movilidad Humana

H. Matamoros. Colecta especial este próximo domingo 20 de septiembre en todos los templos de nuestra Diócesis de Matamoros, con la finalidad de que apoyemos esta pastoral .

 

A todo el Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Matamoros
¡Gracia y paz!

 

Recientemente, el primer domingo de septiembre, hemos celebrado en nuestro país el día del migrante. Ese día reflexionamos aquellas palabras “era forastero y me hospedaron” (Mt 25,35), las cuales nos hacían ver nuestra condición de migrantes por este mundo. En tal ocasión el Papa Francisco hizo un llamado a todo el mundo a fin de sensibilizarnos ante la realidad tan dura de los migrantes que huyen de la guerra y la pobreza, invitándonos a todos a que vivamos la palabra de Dios: “En verdad les digo que cada vez que lo hicieron con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicieron” (Mt 25,40).

Nuestra Iglesia diocesana vive intensamente el drama de muchos hermanos y hermanas migrantes que pasan por nuestras tierras, ya sea para buscar una mejor esperanza de vida o para quedarse en nuestros pueblos cuando, por diversas circunstancias, son deportados.

Esta situación, como ustedes bien saben, ha sido muy bien atendida a través de la Comisión de Pastoral Social en su Dimensión de Pastoral de Migrantes, recibiendo en las dos casas, la de Reynosa y la de Matamoros, aproximadamente 25,000 personas al año. Se busca apoyar a los migrantes para que puedan regresar a sus casas, o bien proveer de alimento, vestido y hospedaje necesarios a quienes se quedan en estos lugares.

Es ardua la labor, por eso les pido que hagamos una colecta especial este próximo domingo 20 de septiembre en todos los templos de nuestra Diócesis de Matamoros, con la finalidad de que apoyemos esta pastoral y hagamos conciencia de que nuestros hermanos nos necesitan. Lo que se recaude en cada comunidad deberá ser depositado en la Cta. No. 0150985872 del Banco Bancomer BBVA a nombre de DIOCESIS DE MATAMOROS, A.R. De igual manera les pido que informen a la Economía diocesana sobre el depósito efectuado, enviando la respectiva ficha bancaria, o bien pueden entregarlo directamente a la Economía diocesana.

Elevo a Dios mi oración por todos los migrantes que llegan a nuestra diócesis, para que los proteja y asista en todo momento y que cada uno de nosotros sea signo de la misericordia del Padre que acoge, protege y ama.

Dado en la Sede Episcopal de Nuestra Señora del Refugio de Pecadores, en H. Matamoros, Tamaulipas, a los 14 días del mes de septiembre de 2015, Año de la Interpretación de la Realidad Diocesana, y de la Vida Consagrada.


+Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

 

Candidaturas al Diaconado Permanente

H. Matamoros. El Sr. Obispo invita a participar en la celebración eucarística que se llevará a cabo el próximo sábado 19 de septiembre a las 12:00 horas en la Santa Iglesia Catedral.

 

A todo el Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Matamoros
¡Gracia y paz!

 

Los diáconos participan de una manera especial en la misión y la gracia de Cristo. El sacramento del Orden los marca con un sello (carácter) que nadie puede hacer desaparecer y que los configura con Cristo que se hizo “diácono”, es decir, servidor de todos. Corresponde a los diáconos, entre otras cosas, asistir al obispo y a los presbíteros sobre todo en la celebración eucarística y en la distribución de la sagrada comunión, proclamar el evangelio y predicar, asistir a la celebración del matrimonio y bendecirlo, presidir el sacramento del bautismo y las exequias, así como también realizar diversos servicios de caridad.

En el proceso que llevamos como Iglesia diocesana, el Instituto Diaconal se ha encargado de formar a quienes, llamados por Dios, desean llegar a ser diáconos permanentes que sirvan con una entrega generosa. De esta manera, dieciséis aspirantes serán admitidos como candidatos al Sagrado Orden del Diaconado.

Por esta razón invito a la comunidad diocesana a participar en la celebración eucarística que se llevará a cabo el próximo sábado 19 de septiembre a las 12:00 horas en la Santa Iglesia Catedral.

Pido a Dios que la siguiente etapa formativa sea de gran provecho para cada uno de ellos, pero sobretodo sea para el bien de nuestra Iglesia.

Dado en la Sede Episcopal de Nuestra Señora del Refugio de Pecadores, en H. Matamoros, Tamaulipas, a los 14 días del mes de septiembre de 2015, Año de la Interpretación de la Realidad Diocesana, y de la Vida Consagrada.

 

+Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

 

DOMINGO XXIV DEL TIEMPO ORDINARIO

Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?

Isaías 50,5-9
Santiago 2,14-18
Marcos 8,27-35

A partir de una pregunta básica y fundamental que Jesús hace a sus discípulos: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”, la Palabra de Dios de este domingo nos ofrece un interesante tema de reflexión que, sin lugar a dudas, no es fácil de comprender. Se trata del camino de la cruz que Jesús asume en su vida y que todo discípulo suyo deberá también recorrer.

Comencemos meditando en las palabras que el profeta Isaías expresa en la primera lectura. Isaías habla de un personaje misterioso que acepta, en su persona, el sufrimiento provocado por otros: “Ofrecí la espalda a los que me golpeaban, la mejilla a los que tiraban de la barba. No aparté mi rostro de los insultos y salivazos”. El sufrimiento de este Siervo de Dios no es un sufrimiento sin sentido; para empezar, debemos decir que Dios no lo abandona, así concluye el texto del profeta: “El Señor es mi ayuda…”. Una primera gran enseñanza es considerar que, en las situaciones de sufrimiento, Dios nos asiste, no nos abandona, aunque parezca lo contrario.

A la luz del evangelio de este domingo, entendemos que este personaje es nada menos que Jesús, nuestro Salvador. En efecto, todo comienza con la o las preguntas que el Señor hace a sus discípulos acerca de su persona. Primero: “¿quién dice la gente que soy yo?”; y luego: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”. Jesús también, a ti y a mí, nos sigue haciendo la misma pregunta. Él espera una respuesta personal de fe, una respuesta que brote de la propia experiencia, no una respuesta de memoria, aprendida en algún manual de catecismo. Simón Pedro respondió en aquella ocasión: “Tú eres el Mesías”. ¿Cuál es ahora nuestra respuesta…?

Nuestro Señor, después de escuchar a Pedro, expresa a sus discípulos que, aún siendo el Mesías, le espera un camino de dolor que lo llevará a la muerte y a la resurrección. Pedro intenta disuadirlo, lo que le hace merecedor de un fuerte reproche de parte de Jesús: “¡Apártate de mí, Satanás! Porque tú no juzgas según Dios, sino según los hombres”. A nosotros también nos pasa lo mismo que a Pedro. Quisiéramos una vida sin sufrimiento, sin muerte, pero, sencillamente, la vida sin cruz no existe. Jesús nos lo dice con toda claridad y honestidad: “El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y que me siga…”.

No podemos, por último, dejar de meditar el texto del apóstol Santiago que viene a complementar la reflexión acerca de la respuesta de fe que le damos a Jesús, quien hoy nos ha preguntado acerca de lo que significa él en nuestra vida. A las palabras que responden su pregunta, no debemos olvidar la importancia de nuestras obras de caridad que, sin duda, respaldan “eficazmente” la fe profesada.

Le suplicamos al Señor este domingo en la Eucaristía que, nuestra fe profesada con palabras, se vea acompañada de fortaleza en el sufrimiento y de caridad en el trato a los hermanos. Amén.

 

+ Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

 

Nuevos nombramientos

H. Matamoros. En un comunicado Mons. Ruy Rendón informa sobre los nuevos nombramientos dados este verano.

Les informo todos los nombramientos dados este verano hasta el día de hoy.

  1. Pedro Contreras Hernández (Prot. No. 0973/2015): Párroco de Nuestra Señora del Refugio (Matamoros).
  1. Mons. Ignacio Loth Vaquera Gallardo (Prot. No. 1178/2015): Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe (Reynosa).
  1. Martín Amaya Hernández (Prot. No. 1177/2015): Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe (Valle Hermoso).
  1. Leonardo Zavala Ramírez: Director Espiritual del Seminario Menor (Prot. No. 1005/2015); Responsable de la Dimensión diocesana de la Pastoral Vocacional (Prot. No. 1006/2015).
  1. Rubén Becerra Ruiz (Prot. No. 1174/2015): Párroco de San Felipe de Jesús (Reynosa).
  1. Milton Faustino Lima Solís (Prot. No. 1007/2015): Director Espiritual del Instituto de Filosofía.
  1. Jorge Molina Fiscal (Prot. No. 1175/2015): Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe (San Fernando).
  1. Augusto Hernández Ramírez: Vicario de la Parroquia de San José (Reynosa) (Prot. No. 1117/2015); Auxiliar de la Dimensión diocesana de la Pastoral Vocacional (Prot. No. 1118/2015).
  1. Alberto Del Ángel Vargas (Prot. No. 1175-2/2015): Vicario de Nuestra Señora de Guadalupe (San Fernando).
  1. Lisandro Torres Zamarripa (Prot. No. 1122/2015): Responsable de la Dimensión diocesana de la Pastoral Juvenil.
  1. Isidoro Becerra Martínez (Prot. No. 1167/2015): Asesor Eclesiástico de la Universidad del Noreste de México, Unidad Valle Hermoso.
  1. Diác. Mario Alberto Correa Ledezma (Prot. No. 1130/2015): Parroquia San Francisco de Asís (Matamoros).
  1. Diác. Santiago Franco Melchor (Prot. No. 1132/2015): Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes (Matamoros).
  1. Diác. Luis Alberto Fiscal Reyes (Prot. No. 1131/2015): Parroquia de Santa Ana (Cd. Camargo).
  1. Juan Armando Pérez Rodríguez (Prot. No. 1261/2015): Párroco de San José Obrero (Matamoros).
  1. Francisco Javier Fernández Jasso: Vicario de Nuestra Señora del Refugio (Matamoros) (Prot. No. 1187/2015); Capellán de la Secundaria Gabriela Mistral (Prot. No. 1188/2015).
  1. Francisco Nieto Rentería: Rector de la Rectoría San Felipe de Jesús (Matamoros) (Prot. No. 1223/2015); Responsable de la Dimensión diocesana de la Formación Permanente de los diáconos (Prot. No. 1224/2015); Responsable de la Dimensión diocesana de la Animación Bíblica de la Pastoral (Prot. No. 1225/2015).
  1. Vicente López González (Prot. No. 1259/2015): Párroco de la nueva parroquia La Medalla Milagrosa (Matamoros).
  1. Arturo Moreno Loza, MNM (Prot. No. 1256/2015): Párroco de El Señor del Rescate (Matamoros).
  1. Luis Alberto Mata Patiño (Prot. No. 1228/2015): Responsable de la Pastoral Castrense.
  1. José de Jesús López Montoya (Prot. No. 1230/2015): Adscrito a la Parroquia de Guadalupe (Matamoros).
  1. Diác. Julio César Loera Salazar (Prot. No. 1254/2015): Parroquia de Nuestra Señora de San Juan (Matamoros).

Así mismo, les informo que he nombrado a:

  1. Mons. Ramón Cantú Rodríguez (Prot. No. 1219/2015): Vicario Episcopal de la Zona Valle Hermoso.
  1. Carmen Flores Torres (Prot. No. 1218/2015): Vicario Episcopal de la Zona Reynosa.
  1. Juan Armando Pérez Rodríguez (Prot. No. 1217/2015): Vicario Episcopal de la Zona Matamoros.

Agradezco a cada uno de los padres y diáconos su disponibilidad para emprender nuevos desafíos en estos servicios diocesanos que les estamos encomendando. Le pido a la Santísima Virgen María, Nuestra Señora del Refugio, que siga intercediendo ante su Hijo Jesucristo por esta Iglesia que peregrina en la Diócesis de Matamoros.

Dado en la Sede Episcopal de Nuestra Señora del Refugio de Pecadores, en H. Matamoros, Tamaulipas, a los 10 días del mes de septiembre de 2015, Año de la Interpretación de la Realidad Diocesana, y de la Vida Consagrada.

 

+Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

 

Seminario de Matamoros celebra 56 aniversario

H. Matamoros. Dios bendiga a nuestro Seminario, casa de formación sacerdotal. El Seminario de Matamoros fue fundado el 8 de Septiembre de 1959 por el primer Obispo de Matamoros, Mons. Estanislao Alcaráz y Figueroa. Como primer Rector fungió el entonces Pbro. Sabás Magaña García (+).

Mons. Ruy Rendón Leal actual Obispo, presidió la Misa en acción de gracias por este recinto formativo junto con los padres del equipo formador y seminaristas. El Rector Pbro. Lic. Margarito Salazar en equipo con los padres formadores se alegran con la comunidad por este aniversario que Dios les permite vivenciar. Las instalaciones del Seminario se ubican en el km 13.5 de la carrtera a Cd. Victoria, Matamoros, Tamaulipas.

Sigamos en oración por la perseverancia y aumento de las vocaciones sacerdotales en la región.

seminario panorama2

¡Felicidades! Mons. Ruy Rendón Leal

H. Matamoros.  El Señor Obispo cumple 36 años de vida sacerdotal. La comunidad diocesana por este medio le expresa con aprecio una felicitación muy especial.

Nació el 27 de octubre de 1953 en la ciudad de Cadereyta Jiménez, en el Estado de Nuevo León. Fue ordenado sacerdote el 08 de septiembre de 1979 por el Excmo. Señor Obispo Don José de Jesús Tirado Pedraza, en la Basílica de la Purísima Concepción de Monterrey, Nuevo León.

El 28 de septiembre de 2005 fue nombrado Obispo de la Prelatura de El Salto por S.S. Benedicto XVI y recibió la Ordenación Episcopal el 30 de noviembre del 2005. S.S. Benedicto XVI lo nombra Obispo electo de la Diócesis de Matamoros el 16 de julio de 2011. Toma posesión canónica de la Diócesis de Matamoros el día 3 de septiembre de 2011.

RRL_2015

Día del migrante

México. Al celebrar el Día Nacional del Migrante en México, hacemos un llamado a nuestras Autoridades y a todas las personas de buena voluntad, a continuar luchando porque nuestra Nación sea un espacio abierto a la Migración digna, en la justicia y la paz, recordando que todos estamos en camino hacia el lugar definitivo que es Dios mismo.

 

6 de septiembre de 2015

A todos los miembros de la Iglesia que camina en México
A nuestras Autoridades Federales, Estatales y Municipales.
A todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

“…porque Yahveh vuestro Dios es el Dios de los dioses y el Señor de los señores, el Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas ni admite soborno; que hace justicia al huérfano y a la viuda, y ama al forastero, a quien da pan y vestido”. Dt 10

La capacidad para la movilidad es un don que permite a todos poder desarrollarse, compartir, contribuir a la vida. Se trata de un derecho que todos reconocemos.

Así como cada persona tiene derecho a defender su identidad, poner límites para su espacio, tiene también la necesidad vital de romper sus fronteras para ir al encuentro del otro, dar su riqueza y recibir la de los demás. Ninguna persona encuentra la vida por sí sola.

Hoy somos testigos no sólo en México, sino en todo el mundo, del hecho de la movilidad humana no tanto bajo circunstancias que permitan el libre tránsito, sino que la oscurece el pecado de una globalización que pierde de vista a la persona y a Dios; de la presión de la inseguridad por la violencia, el crimen organizado. Frecuentemente ya no es una movilidad que abra el horizonte de la vida a las personas.

No olviden las Naciones que en el fondo de ellas existe una persona humana, sujeto de su propia historia. Por eso cada una ha de ofrecer los medios para que individuos y familias, busquen en ellas y fuera de ellas, medios para un desarrollo integral, en la justicia y la paz.

La Iglesia que camina en México, además de atender directamente a hermanos migrantes en las más de 60 casas y centros de atención,  través del servicio generoso de fieles laicos, consagrados y ministros ordenados en nombre de las Diócesis, también ha buscado el diálogo institucional para formular leyes, emitir reglamentos y elaborar protocolos que permitan el eficaz cumplimiento de la justicia y la caridad para estos hermanos.

Al celebrar el Día Nacional del Migrante en México, hacemos un llamado a nuestras Autoridades y a todas las personas de buena voluntad, a continuar luchando porque nuestra Nación sea un espacio abierto a la Migración digna, en la justicia y la paz, recordando que todos estamos en camino hacia el lugar definitivo que es Dios mismo.

 

+Guillermo Ortiz Mondragón
Obispo de Cuautitlán
Encargado de la Dimesión Episcopal de Pastoral Movilidad Humana

6sepposter

DOMINGO XXIII DEL TIEMPO ORDINARIO

¡Qué bien lo hace todo! Hace oír a los sordos y hablar a los mudos

Isaías 35,4-7
Santiago 2,1-5
Marcos 7,31-37

La Palabra de Dios nos ofrece dos grandes temas de reflexión este domingo. En primer lugar contemplamos el milagro que realiza nuestro Señor al curar a un hombre sordo y tartamudo. Por otra parte, el apóstol Santiago nos insiste en el trato fraterno que debemos ofrecer, sin distinción alguna, a todas las personas.

El profeta Isaías, en la primera lectura, le anuncia al Pueblo de Israel un futuro promisorio de parte de Dios; un futuro en el que la salvación de Dios se manifestará a través de grandes prodigios curativos: “Se iluminarán entonces los ojos de los ciegos y los oídos de los sordos se abrirán. Saltará como un venado el cojo y la lengua del mudo cantará”. Son maravillosas las imágenes con las que Isaías describe los tiempos mesiánicos, es decir, los tiempos en los que el Mesías prometido hará presente la salvación de Dios a favor de su Pueblo: “Brotarán aguas en el desierto y correrán torrentes en la estepa. El páramo se convertirá en estanque y la tierra seca, en manantial”.

El texto del profeta Isaías lo comprendemos, perfectamente, a la luz del evangelio de este domingo en el que aparece Jesús devolviéndole la salud a un enfermo sordo y tartamudo. La promesa salvífica de Dios se cumple en la persona de Jesucristo, su Hijo. Las palabras, los gestos, las acciones y las actitudes de Jesús nos expresan que Dios está realizando ya la salvación prometida, más aún, Él (Jesús) es la salvación de Dios.

Tenemos mucho que aprender de todo lo que hace el Señor por el enfermo: “lo apartó a un lado de la gente, le metió los dedos en los oídos y le tocó la lengua… Después, mirando al cielo, suspiró y le dijo…”. En nuestra atención a los enfermos qué importante es: acercarnos discretamente a ellos, tocarlos, rezar y hablarles al corazón, como lo hacía Jesús, buscando no sólo la salud corporal, sino también su salud interior.

El apóstol Santiago, en la segunda lectura, nos recuerda algo que olvidamos con mucha frecuencia: “no tengan favoritismos”. Cuánto tenemos que trabajar por lograr que nuestras comunidades sean fraternas, que no haya distinciones y favoritismos para unos, y discriminaciones e indiferencias para otros.

Al Señor le pediremos en la Eucaristía de este domingo que abra nuestro corazón y que quite la traba a nuestra lengua, de tal forma que seamos verdaderos escuchas de su Palabra y predicadores incansables del Evangelio. Amén.

 

+ Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

Eucaristía con Obispos TEX-MEX

H. Matamoros. Nuestra ciudad será sede para la reunión de los Obispos de frontera norte de México que colinda con el sur de Texas, con la finalidad de fortalecer vínculos fraternos y pastorales.

Se invita a la comunidad  para que participen en la Celebración Eucarística donde concelebrarán los obispos y sacerdotes, el sábado 5 de septiembre a las 6:00 p.m. en el atrio de la parroquia de La Sagrada Familia ubicada en la Calle Tamaulipas entre Azucenas y Alhelíes, Col Jardín.

” Estaremos reunidos con la finalidad de mantener una sintonía pastoral respecto de la situación migratoria que ha trastocado nuestras Iglesias y ha modificado los patrones de vida de nuestras comunidades “ mencionó en un comunicado dirigido al presbiterio Mons. Ruy Rendón, Obispo de Matamoros.

Al concluir se depositará una ofrenda floral sobre el Río Bravo, en honor a nuestros hermanos migrantes que han fallecido en su intento de llegar a los Estados Unidos.

 

 

Fe Cristiana y Cultura Guadalupana

H. Matamoros. El proyecto de Diplomados Especializados de la Universidad del Noreste de México, A.C. forma parte del Departamento de extensión universitaria y dicho proyecto tiene como finalidad la formación profesional de los agentes de evangelización y público en general, sobre temas de actualidad en la reflexión teológica y en la praxis pastoral.

Por ello ofrecemos un nuevo diplomado desarrollado en el transcurso del año; este nuevo diplomado es en Convenio con la Universidad Pontificia de México y lo hemos titulado: “Fe Cristiana y Cultura Guadalupana”.

La primera intención es invitarlos por si alguno de ustedes se interesa y la segunda es que nos apoyen a hacer extensiva la invitación con sus comunidades y amigos.

Universidad del Noreste de México, AC
Extensión Universitaria
Lic. Eddie Eliud Vázquez Alexandre.
Contacto: 868 812 1433, Ext. 24

diplomado virgen guadalupe

Hermanas Agustinas de la Enseñanza

H. Matamoros. El pasado 28 de agosto Mons. Ruy Rendón Leal presidió la Santa Misa en la Capilla de las Hermanas Agustinas de la Enseñanza, con motivo de la fiesta de su santo patrono, san Agustín de Hipona.

En la celebración eucarística estuvieron presentes las hermanas agustinas, el Seminario Mayor (Filosofía y Teología) y los padres del Equipo Formador quienes concelebraron. Posteriormente en un ambiente fraterno compartieron los alimentos.

Oremos por todas las vocaciones religiosas.

agustinas mat obispoP. Gabriel, P. Felipe, P. Margarito, Sr. Obispo, P. Milton, P. Noé, P. Jesús Carlos y Hermanas

DOMINGO XXII DEL TIEMPO ORDINARIO

Ahora, Israel, escucha los mandatos y preceptos que te enseño, para que los pongas en práctica…

Deuteronomio 4,1-2.6-8
Santiago 1,17-18.21-22.27
Marcos 7,1-8.14-15.21-23

 

Retomamos, de nuevo, la lectura del evangelio según san Marcos, recordando que en los domingos del tiempo ordinario la primera lectura y el evangelio nos presentan, con personajes y situaciones diferentes, el mensaje central de la palabra de Dios.

Este domingo, por ejemplo, Dios nos invita a escuchar con el corazón su palabra y a ponerla en práctica. Quien hace esto recibirá grandes bendiciones y alcanzará la plena felicidad. Analicemos cada una de las lecturas, incluso la segunda lectura que trata esta misma temática.

Dios, a través de Moisés, le pide al pueblo que escuche y ponga en práctica sus preceptos a fin de que pueda entrar a tomar posesión de la tierra prometida. Los verbos en imperativo están orientados precisamente a la observancia de la Ley: “cumplan”, “guárdenlos y cúmplanlos”. Hacer esto traerá beneficios y será un gran testimonio para las demás naciones, así como también, ocasión para resaltar la grandeza de Dios, autor de estos mandatos y preceptos. Hacer lo contrario, dañará el prestigio tanto del pueblo de Israel, como el de Dios mismo.

El apóstol Santiago, magistralmente, nos exhorta a “escuchar la palabra”, “aceptarla dócilmente”, pero sobre todo, a ponerla en práctica. Nos da, además, una justificación: “la palabra es capaz de salvarlos”. Concluye ofreciéndonos unos ejemplos muy concretos: “visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones,… guardarse de este mundo corrompido”.

Detengámonos, ahora, en el texto del evangelio. San Marcos nos dice que en una ocasión los escribas y fariseos cuestionaron a Jesús porque sus discípulos no estaban cumpliendo (poniendo en práctica) una norma judía (un precepto) que consistía en lavarse (purificarse) las manos antes de comer. El Señor les responde insistiendo más en la importancia del interior del hombre. Lo exterior no contamina, en sentido estricto, al ser humano; lo que sí daña al hombre es: “lo que sale de dentro; porque del corazón del hombre salen las intenciones malas, las fornicaciones, los robos, los homicidios… Todas estas maldades salen de dentro y manchan al hombre”. Qué importante es que nosotros no solo cuidemos lo exterior, la observancia externa de la ley. Ciertamente es importante, pero este cumplimiento externo debe de brotar espontáneamente como una convicción natural de un corazón bien intencionado que ama a Dios sobre todas las cosas.

En la Eucaristía de este domingo, junto con el salmista, repitamos una y muchas veces: ¿Quién será grato a tus ojos, Señor? Amén.

 

+ Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

VI Congreso Eucarístico Nacional

H. Matamoros. Circular del Señor Obispo con motivo del Congreso Nacional. “Jesús Eucaristía, centro y culmen de la reflexión y adoración”. VI Congreso Eucarístico Nacional del 9 al 13 de septiembre del 2015.

 

A todo el Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Matamoros
¡Gracia y Paz!

 

Los congresos eucarísticos, que surgieron recientemente en la vida de la Iglesia como una peculiar manifestación del culto eucarístico, deben considerarse como una estación a la que la comunidad local invita a toda la diócesis, o una diócesis invita a las demás diócesis de toda una región, nación o aun de todo el mundo, para que unánimemente se dediquen a considerar con mayor profundidad un determinado aspecto del Misterio Eucarístico, y a venerarlo públicamente con vínculos de caridad y de unidad (cfr. Ritual de la Sagrada Comunión y del Culto Eucarístico, 109-112).

La Arquidiócesis de Monterrey se convertirá en el sagrario de todo México, pues al tener a Jesús Eucaristía, centro y culmen de la reflexión y adoración, nos congregaremos para vivir el VI Congreso Eucarístico Nacional.

Ante un acontecimiento de tal magnitud para nuestra Iglesia en México, los invito para que puedan asistir y/o enviar a 2 personas de sus comunidades a participar en este congreso, y con su experiencia enriquezcan a nuestra Iglesia diocesana. El costo por día en que se participe será de $400.00 incluyendo la comida y el hospedaje, con la opción de participar los cinco días, o bien en el Simposium o en el Congreso. Para mayor información dirigirse con el P. Gilberto Vázquez Martínez, Responsable de la Dimensión de Congresos Eucarísticos.

El congreso se celebrará en CINTERMEX, en la ciudad de Monterrey del 9 al 13 de septiembre; nuestra principal reflexión será la “Eucaristía, ofrenda de amor: alegría y vida de la familia y del mundo”. Los trabajos del congreso estarán divididos en dos partes:

  • 9 y 10 de septiembre: Simposium Teológico
  • 11 – 13 de septiembre: Congreso Eucarístico

Elevo mi oración a Dios para que los trabajos de este Congreso Eucarístico Nacional, nos ayuden a enamorarnos más de la Eucaristía, regalo de Dios para la familia y el mundo.

Dado en la Sede Episcopal de Nuestra Señora del Refugio de Pecadores, en H. Matamoros, Tamaulipas, a los 28 días del mes de agosto de 2015, Año de la Interpretación de la Realidad Diocesana, y de la Vida Consagrada.


+Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

 

 

 

 

 

DOMINGO XXI DEL TIEMPO ORDINARIO

Señor,¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios

Josué 24,1-2.15-17.18
Efesios 5,21-32
Juan 6,55.60-69

 

Finalizamos este domingo la lectura y reflexión del capítulo seis del evangelio de san Juan. Hoy escuchamos las reacciones negativas y positivas que provocó el discurso pronunciado por Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm.

No olvidemos lo que hace ocho días el Señor, con toda claridad, nos decía; de hecho, así comienza el evangelio de hoy: “Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida…”. El domingo pasado Jesús prometía darnos a comer su carne y a beber su sangre: “El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él”. Estas palabras, sin duda, calaron hondamente en los oídos de los presentes, de tal manera que muchos, al escucharlas decidieron ya no seguir a Jesús; decidieron abandonarlo, dejarlo solo: “Desde entonces, muchos de sus discípulos se echaron para atrás y ya no querían andar con él”. Sencillamente no le creyeron a Jesús; no aceptaron que él pudiera darnos como alimento y bebida, su cuerpo y su sangre, y tener así nosotros, vida eterna.

Hoy en día sigue habiendo muchas personas que se proclaman “cristianas”, sin embargo no creen en las palabras de Jesús, no aceptan la realidad de su presencia en las especies eucarísticas. Hablan de “símbolo”, mas no de presencia real. Estas personas, siguen repitiendo las mismas palabras que en aquella ocasión los judíos detractores dijeron: “Este modo de hablar es intolerable, ¿quién puede admitir eso?”.

El Señor, cuando ve que muchos empiezan a dar media vuelta y abandonarlo, pregunta a los Doce: “¿También ustedes quieren dejarme?”. ¡Qué pregunta tan más contundente e importante! Es la pregunta que, a lo largo de estos veinte siglos, el Señor ha estado formulando: a cada generación, a cada familia, a cada persona…, es la pregunta que Jesús nos hace a ti y a mí, hoy en día, en este momento… ¿Cuál es la respuesta que le damos?

En realidad, cuando analizamos el mundo en el que vivimos, y vemos los criterios y pensamientos que rigen al hombre de nuestro tiempo: criterios meramente humanos, egoístas y carentes de sentido y de trascendencia; buscamos un horizonte más allá de lo que captan la mente y los ojos de nuestro cuerpo; buscamos alguien que nos ofrezca una respuesta que satisfaga nuestra sed de eternidad, que explique el sentido de la vida y de la historia humana.

Con Simón Pedro, los hombres y las mujeres de fe, llegamos a responderle a Jesús: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios”. Solo Jesús y nada más que él, es quien nos ofrece la felicidad plena. Él es quien, en verdad, nos da a comer su carne y a beber su sangre en la Eucaristía. Este alimento y bebida que recibimos, son la garantía de nuestra comunión y permanencia con él, y de la vida eterna que nos ofrece.

Pidamos a Dios nuestro Señor, en la Misa de este domingo, que fortalezca nuestra fe para que creamos y sepamos que Jesús, su Hijo, es “el Santo de Dios”. Amén.

 

+ Ruy Rendón Leal
Obispo de Matamoros

Por un mundo más justo

Roma. El Papa Francisco alentó a las familias cristianas por un mundo más justo: el trabajo al servicio de la dignidad humana y la creación, fe y valentía.

Si la organización del trabajo mantiene como rehén a la familia y obstaculiza su camino, quiere decir que la sociedad humana ha empezado a trabajar contra sí misma, advirtió el Santo Padre, invitando a no perder la esperanza: Familias cristianas no se desanimen – no se sientan como David y Goliat, pues todos sabemos cómo acabó ese desafío

Ante el momento difícil que vivimos en la historia de la humanidad, en el que se quiere impulsar el afán del provecho económico del trabajo, por encima de la familia, el Papa Francisco – en su catequesis central en italiano y como es tradicional sintetizada en otras lenguas – hizo hincapié en el gran desafío y misión de las familias cristianas: «En este momento difícil de nuestra historia, pidamos al Señor que sostenga a las familias en su vida cotidiana y en su misión. Que Él les conceda custodiar de forma fiel y valiente los valores fundamentales de la creación. Que Jesucristo los fortalezca en la fe, junto con sus familias, para que puedan ser en el mundo signos de su amor y su misericordia».

Con el trabajo participamos en el designio creador de Dios de cuidar el mundo. Que el Espíritu Santo nos ayude a acoger y vivir esta vocación con alegría y esperanza, deseó el Papa: «Queridos hermanos y hermanas, el trabajo humano es parte de la creación y prosigue la obra creadora de Dios. Comprometámonos en acrecentar las oportunidades de trabajo, afirmando la convicción de que sólo en el trabajo libre creativo, participativo y solidario el ser humano expresa y acrecienta la dignidad de su propia vida».

El Santo Padre deseó a los numerosos fieles de tantas partes del mundo, que su peregrinación a Roma impulse en todos el sentido de pertenencia a la Iglesia – nuestra familia –  los fortalezca en la fe en Jesucristo, que llama a toda familia a colaborar en la construcción de un mundo más justo y bello: «Recuerden que el trabajo puede ser camino de santidad, si se desarrolla como continuación de la obra creadora de Dios y es una expresión de amor a los demás, sobre todo a nuestros familiares».

El Papa dirigió un saludo especial a la Comunidad de Taizé en la víspera del aniversario de su fundación y recordó a su amado fundador: «Mañana la Comunidad de Taizé cumple 75 años. Deseo dirigir mi saludo acompañado con mi oración a los hermanos, en el recuerdo de su amado fundador Roger Schutz, del que hemos recordado el X aniversario de su muerte, hace tres días. ¡Buen camino para la comunidad de Taizé!»

Coincidiendo su audiencia general con la fiesta de San Juan Eudes, en sus palabras a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados, evocó su devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María: «Hoy 19 de agosto celebramos la memoria litúrgica de San Juan Eudes. Que su devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, les enseñe a ustedes, queridos jóvenes, la necesidad de su intercesión en el camino espiritual. Los aliente, a ustedes queridos enfermos, a afrontar con fe los momentos de sufrimiento y los estimule a ustedes, queridos recién casados a educar con amor a los hijos que el Señor les querrá donar».

(RV)