About admin

La Natividad del Señor

Hoy nos ha nacido el Salvador (cf. Lc 2, 1-14)

Hoy, como anunciaba el profeta Isaías, brilla sobre nosotros una gran luz, que nos cambia la vida 1. Es Dios, creador de todas las cosas, que nos quiere tanto que se ha hecho uno de nosotros y ha nacido en Belén para rescatarnos del pecado que cometimos, darnos su Espíritu, reunirnos en su Iglesia y hacernos hijos suyos, partícipes de su vida por siempre feliz, que consiste en amar.

Sin embargo, para encontrarlo hay que estar dispuestos, teniendo buena voluntad. Como los pastores, que a pesar de que era de noche, signo del mal y de la muerte, estaban cumpliendo su misión cuidando fielmente sus rebaños, como hace notar san Beda 2. Por eso pudieron escuchar la buena noticia que el ángel les dio: “Hoy les ha nacido un Salvador”.

Sólo asumiendo con buena voluntad nuestras responsabilidades como esposos, como padres, como hijos, como estudiantes, como trabajadores, como ciudadanos y como cristianos, tendremos la apertura necesaria para escuchar los mensajes que Dios nos envía para conducirnos a él, a través de su Palabra, de sus sacramentos, de la oración, del prójimo y de los acontecimientos.

¡Encontrémonos con el Salvador, envuelto en pañales y recostado en un pesebre! Él nos hace sentir infinita e incondicionalmente amados por Dios, y nos muestra el camino de la plena realización, del auténtico progreso y de la eternidad: echarle ganas a la vida, aunque no siempre las cosas sean fáciles.

A pesar de que se topó con problemas y con la cerrazón e indiferencia de la gente, Jesús no “tiró la toalla”, sino que aceptó nacer en un sucio pesebre con tal de salvarnos. Como él, decidámonos a darlo todo para mejorar nuestra vida y la de los demás, aunque no siempre las cosas sean óptimas en casa, la escuela, el trabajo y el mundo.

¿Y cómo hacer para que todo mejore? Amando a Dios y al prójimo. Y por amor, llevar una vida sobria, justa y fiel a Dios, como aconseja san Pablo 3. La sobriedad, recuerda el Papa, consiste en entender y vivir lo que es importante. Esto nos llevará actuar con justicia y a ser fieles a Dios, con un estilo de vida lleno de empatía y de misericordia 4.

Que eso nos va a costar trabajo, no cabe duda. Pero Jesús, que fue colocado en un pesebre, se nos entrega como alimento en la Eucaristía para que, como dice san Cirilo, llevemos una vida conforme con la dignidad humana 5, de tal manera que, amando y haciendo el bien en casa, la escuela, el trabajo y nuestra sociedad, proclamemos su amor día tras día 6. Ese amor que hace la vida plena y eterna.

Que la Virgen María y san José intercedan por nosotros para que el Señor nos ayude a tener un poquito de buena voluntad, y así pueda sacarnos adelante y darnos su paz.

 

+ Eugenio Lira Rugarcía
Obispo de Matamoros

 

___________________________

[1] Cfr. 1ª Lectura: Is 9, 1-3. 5-6.
[2] Cf. In hom. in nativ. Dom.
[3] Cf. 2ª Lectura: Tit 2,11-14.
[4] Cf. Homilía en la Santa Misa de la Solemnidad de Navidad, 24 de diciembre de 2015.
[5] Cf. Catena Aurea, 9206.
[6] Cf. Sal 95.

 

 

Mensaje de Mons. Eugenio Lira para Navidad 2018

Amigas y amigos:

En Navidad celebramos que Dios, creador de todas las cosas, nos quiere tanto que se hizo uno de nosotros y nació en Belén para rescatarnos del pecado que cometimos, darnos su Espíritu, reunirnos en su Iglesia y hacernos hijos suyos, partícipes de su vida por siempre feliz, que consiste en amar.

Por eso, al mirar el nacimiento podemos sentirnos infinitamente amados por él, y además aprender de Jesús a echarle ganas a la vida, aunque no siempre las cosas sean fáciles. 

Él, aunque se topó con problemas y también con la cerrazón e indiferencia de la gente, no se echó para atrás, sino que aceptó nacer en un pesebre, con tal de salvarnos y así cambiarnos la vida.

Unidos a Jesús, a través de su Palabra, de sus sacramentos y de la oración, propongámonos mejorar nuestra vida y la de los demás, sin dejar que las penas o los problemas nos desanimen.

Que la Virgen María y San José, intercedan por nosotros para que lo hagamos así ¡Feliz Navidad!

 

+Eugenio Andrés Lira Rugarcía
Obispo de Matamoros

 

Ir a MENSAJE DE NAVIDAD DE MONS. LIRA EN VIDEO youtube

 

 

IV Domingo de Adviento, ciclo C

Dichosa tú, que has creído (cf. Lc 1, 39-45)

Sin duda, un ingrediente fundamental del amor es la confianza. Esa confianza que brota de saber que quien ama es bueno y busca el bien del amado. Así lo demuestra Jesús, que, cuando el Padre, creador bondadoso y amoroso de todas las cosas decidió rescatarnos del lío en que nos metimos al desconfiar de él y pecar, le dijo: “Aquí estoy para hacer tu voluntad”1.

Y lo cumplió; encarnándose de la Virgen María, se hizo uno de nosotros y vino al mundo para, amando hasta dar la vida, salvarnos del pecado, comunicarnos su Espíritu, hacernos hijos de Dios y guiarnos para que alcancemos su paz y participemos de su vida por siempre feliz, que consiste en amar 2.

Sí, Jesús ama al Padre, que es bueno y que lo ama a él. Por eso confía y hace lo que le pide. Y así lo hizo también aquella a quien san Paulo VI llama “la primera y la más perfecta discípula de Cristo” 3: María; cuando Dios le pidió concebir por obra del Espíritu Santo a su Hijo único para salvación del universo, respondió: “cúmplase en mí lo que me has dicho” 4. Y habiendo concebido al Amor Encarnado, se encaminó presurosa a amar y servir.

El sí de María a Dios –comenta el Papa Francisco– la puso en movimiento para dar lo mejor de ella a los demás 5. Dice san Ambrosio: “La aspereza de las montañas no hizo retroceder su deseo de cuidar a su parienta, ni lo largo del camino retardó sus servicios” 6 ¿Y qué mayor servicio que llevar a Jesús a los demás? ¡Sólo él puede hacernos saltar al gozo de la vida eterna!

Así lo declara Isabel que, iluminada por el Espíritu Santo, al tiempo de reconocer a María como Madre de Dios y de bendecir al fruto de su vientre, le dice: “Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte de Dios”.

¿Qué nos enseña todo esto? Que sólo podemos ser dichosos creyéndole a Dios, que es es la mismísima bondad y el mismísimo amor, que nos ama y que quiere lo mejor para nosotros. Y confiando en él, hacer lo que nos pide ¿Y qué nos pide? Para saberlo hay que escuchar lo que nos dice a través de su Palabra. Así descubriremos que lo que nos pide es amar y servir.

Sin embargo, amar y servir no es fácil, porque requiere que pensemos un poco más en los demás y un poco menos en nosotros para superar el egoísmo de creer que los sentimientos, necesidades, penas, problemas y sueños de la familia y de la gente son menos importantes que los nuestros, y que no nos echemos para atrás cuando encontremos obstáculos o veamos que nos aguarda un largo camino.

Para lograrlo, acerquémonos con confianza al Señor a través de sus sacramentos, en especial de la Eucaristía, y de la oración, y pidámosle que venga a nosotros y nos dé la fuerza de su Amor 7 para que hagamos su voluntad amando y sirviendo, y así seamos felices haciendo felices a los demás, y alcancemos una vida dichosa por toda la eternidad.

 

+Eugenio Lira Rugarcía
Obispo de Matamoros

 

________________________________

1 Cf. 2ª Lectura: Hb 10,5-10.
2 Cf. 1ª Lectura: Miq 5,1-4.
3 Marialis cultus, 35.
4 Cf. Aclamación: Lc 1,38.
5 Cf. Homilía en la Santa Misa en la Basílica de Guadalupe, 13 de febrero de 2016.
6 Catena Aurea, 9139.
7 Cf. Sal 79.

 

 

¿Qué es la Navidad?

La Iglesia en su misión de ir por el mundo llevando la Buena Nueva ha querido dedicar un tiempo a profundizar, contemplar y asimilar el Misterio de la Encarnación del Hijo de Dios; a este tiempo lo conocemos como Navidad. Cerca de la antigua fiesta judía de las luces y buscando dar un sentido cristiano a las celebraciones paganas del solsticio de invierno, la Iglesia aprovechó el momento para celebrar la Navidad.

En este tiempo los cristianos por medio del Adviento se preparan para recibir a Cristo,”luz del mundo” (Jn 8, 12) en sus almas, rectificando sus vidas y renovando el compromiso de seguirlo. Durante el Tiempo de Navidad al igual que en el Triduo Pascual de la semana Santa celebramos la redención del hombre gracias a la presencia y entrega de Dios; pero a diferencia del Triduo Pascual en el que recordamos la pasión y muerte del Salvador, en la Navidad recordamos que Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros.

Así como el sol despeja las tinieblas durante el alba, la presencia de Cristo irrumpe en las tinieblas del pecado, el mundo, el demonio y de la carne para mostrarnos el camino a seguir. Con su luz nos muestra la verdad de nuestra existencia. Cristo mismo es la vida que renueva la naturaleza caída del hombre y de la naturaleza. La Navidad celebra esa presencia renovadora de Cristo que viene a salvar al mundo.

La Iglesia en su papel de madre y maestra por medio de una serie de fiestas busca concientizar al hombre de este hecho tan importante para la salvación de sus hijos. Por ello, es necesario que todos los feligreses vivamos con recto sentido la riqueza de la vivencia real y profunda de la Navidad.

Por último, es necesario recordar que durante la Navidad celebramos en tres días consecutivos, 26, 27 y 28 de diciembre, tres fiestas que nos hacen presente la entrega total al Señor:

  • San Esteban, mártir que representa a aquellos que murieron por Cristo voluntariamente.
  • San Juan Evangelista, que representa aquellos que estuvieron dispuestos a morir por Cristo pero no los mataron. San Juan fue el único Apóstol que se arriesgó a estar con La Virgen al pie de la cruz.
  • Los Santos Inocentes que representan a aquellos que murieron por Cristo sin saberlo.

 

ACIPrensa

 

Oración por el eterno descanso del P. Manuel Mata

Al Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Matamoros:

Con profundo pesar les informo que esta mañana, 19 de diciembre, fue llamado a la casa paterna, el P. Manuel Mata Garza, de 80 años de edad.

El padre Matita, como le decíamos de cariño, nació el 5 de Octubre de 1938 en H. Matamoros, Tam., y fue ordenado sacerdote el 4 de Julio de 1966, en la Catedral de esta misma ciudad. Desempeñó su ministerio como Vicario Cooperador de la Parroquia de Nuestra Señora del Refugio en Matamoros, en 1966; Catedrático del Seminario Diocesano; Capellán del Colegio de La Salle; Prior. del Círculo de Escuderos de Colón #813; Vicario Ecónomo de la Parroquia de San Antonio de Padua de esta Cd. Episcopal; Párroco de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Cd. Reynosa, Tam; asistente Espiritual del Centro de Cursillos de Cristiandad Reynosa, Tam.; Vocal del Secretariado Diocesano de Evangelización y Catequesis por la Foranía de Reynosa, Tam; Vicario Foráneo de Reynosa; miembro de la Comisión del clero; Párroco de la Parroquia Ntra. Sra. de San Juan en Río Bravo, Tam; Párroco de la Parroquia de Ntra. Sra. de San Juan de los Lagos en Reynosa, Tam.; miembro del consejo Presbiteral; Párroco Consultor; Párroco de la Parroquia San José en Reynosa, Tam. Y recientemente se encontraba desempeñando su ministerio como Vicario Adscrito de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en  Reynosa, Tam. y Director Espiritual de los Aspirantes al Diaconado Permanente.

A partir de mañana, jueves 20 de diciembre, a las 9:00 am será velado en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Reynosa, Tam., teniendo la misa de cuerpo presente, que presidiré a las 4:00 pm, en esa misma parroquia. Posteriormente continuará la velación hasta que cierre la parroquia. El viernes 21 de diciembre será trasladado a Matamoros para tener una misa de cuerpo presente en la parroquia de San Antonio de Padua a las 10:00 am que presidirá Mons. Oscar Guadalupe Lozano Molina. Terminando la misa el sepelio será en el Panteón Jardín de H. Matamoros, Tam.

Pido a los sacerdotes que tengan esta intención en sus eucaristías, pidiendo al Dios de consuelo que de pronta resignación a los familiares del P. Mata.

 

+Eugenio Andrés Lira Rugarcía
Obispo de Matamoros

 

 

H. Matamoros, Tam., a 19 de diciembre de 2018

 

¡Feliz cumpleaños al papa Francisco!

Sexto cumpleaños del pontífice en el Vaticano, que celebra con los niños y de quienes aprende una lección para toda la vida.

El papa Francisco reveló el secreto que aprendió de los niños; pequeños maestros de vida y, por eso, ha dicho en su cumpleaños anticipado: “Los orgullosos, los soberbios no pueden entender la vida, porque no pueden rebajarse”. “Los niños – sostuvo – nos dan este anuncio, esta enseñanza: abajarse”. “Bájate, sé humilde y así aprenderás a entender la vida y entenderás a las personas”.

Así celebró su 82 cumpleaños (nacido el 17 de diciembre de 1936 en Buenos Aires, Argentina), con los niños que son atendidos por el Dispensario Pediátrico de Santa Marta. Ellos fueron los organizadores de la fiesta adelantada de cumpleaños en honor del Sucesor de Pedro este domingo en el Aula Pablo VI en el Vaticano.

El Papa compartió durante una hora con los 150 niños, de varias nacionalidades, que atiende gratuitamente el dispensario. Además saludó a los padres, las familias, los médicos y los voluntarios que sirven en el lugar.

Francisco compartió una reflexión con los niños y las personas que los ayudan: “Trabajar con niños no es fácil, pero nos enseñan mucho. Me enseñan una cosa: que para comprender la realidad de la vida, debemos rebajarnos, así como cuando nos agachamos para besar a un niño”.

El Pontífice se hizo cercano y no quiso sentarse en la grande silla que suele usar en el lugar, sino que se sentó junto a la hermana Antonietta Colacchi de las Hijas de la Caridad en las escaleras.

No podemos acostumbrarnos a las situaciones de humillación y de miseria que nos rodean. Un cristiano tiene que reaccionar“, se leía en un cartel con las palabras del Papa debajo de la torta que le fue regalada para su cumpleaños.

 

Ary Waldir Ramos Díaz/Aleteia/Foto:Aleteia.org

 

 

 

Oración por el eterno descanso del Sr. Andrés Hernández

Al pueblo de Dios de la Diócesis de Matamoros:

Por encargo del Sr. Obispo, Mons. Eugenio Andrés Lira Rugarcía, les comunico que hoy domingo 16 de diciembre, a la edad de 75 años, ha fallecido el Sr. Andrés Hernández Escalante, padre de nuestro hermano, el presbítero Martín Amaya Hernández.

El cuerpo del Sr. Amaya será velado a partir de las 7:00 am del lunes 17 en funerales Escobedo, situados en República de Cuba 46, Col. Modelo en Matamoros. La Eucaristía por su eterno descanso será celebrada en la Parroquia de San Antonio de Padua de Matamoros el martes 18 a las 11:00 am.

Oramos por el eterno descanso del Sr. Amaya y pedimos que el Señor conceda consuelo y fortaleza a la familia Amaya Hernández. Tengamos en cuenta esta intención en las Eucaristías que celebremos con nuestras comunidades. En la medida de lo posible, ojalá podamos acompañar al P. Martín y a su familia en algún momento de la velación de su padre y en la Eucaristía concelebrada en sufragio de su alma.

En Río Bravo, Tam., a los 16 días del mes de diciembre de 2018, Año jubilar diocesano.

 

 

Pbro. José Luis Cerra Luna
Provicario General

 

 

III Domingo de Adviento, ciclo C

¿Qué debemos hacer? (cf. Lc 3, 10-18)

A veces pasan cosas que nos desaniman; enfermedades, penas, problemas. Pero hoy, a través del profeta Sofonías y del apóstol san Pablo, Dios nos dice: “¡Alégrense!” ¿Y de qué tenemos que alegrarnos? De que él se hace uno de nosotros en Jesús y nace en Belén para liberarnos del pecado, causa de todos los males, y hacernos felices por siempre.

¡Sí! Dios, autor de cuanto existe, nos ama y nos echa la mano[1]. Y no lo hace sólo por un rato, sino para siempre. Por eso con él estamos seguros[2]. Porque mientras que en esta vida todo se pasa –las alegrías, los sufrimientos y las dificultades–, Jesús nos da su Espíritu que nos libera definitivamente de todos los males y nos trae una paz eterna que sobrepasa todo lo que podemos imaginar[3]

Sin embargo, a nosotros toca recibirlo. Para eso debemos prepararnos ¿Cómo? Juan el Bautista, enviado por Dios para preparar el camino al Salvador, nos lo dice a través de las respuestas que da a los tres grupos de personas que le preguntan qué deben hacer. 

Si nos fijamos bien, nos daremos cuenta que el Bautista no aconseja cosas que se quedan en el aire, sino aterrizadas. Como cada grupo es diferente, a cada uno le da indicaciones concretas, según su situación y sus posibilidades. Pero, como hace notar san Ambrosio, el consejo de practicar la misericordia es común para todos[4].

Así, a la gente del pueblo le dice que deben compartir con quien carece de lo necesario; a los que cobran impuestos, que no cobren más de lo establecido, esto es, que no pidan sobornos; y a los soldados, que no extorsionen ni se aprovechen de nadie.

Estas tres respuestas, como señala el Papa Francisco, manifiestan el amor al prójimo en compromisos concretos de justicia y solidaridad[5]. Y valen también para nosotros, especialmente para quien tiene mayores responsabilidades. “La conversión –comenta Benedicto XVI– comienza por la honestidad y el respeto a los demás” [6].

Comprendiéndolo, examinémonos a nosotros mismos: ¿Somos honestos, respetuosos, justos, solidarios y compartidos con la esposa, el esposo, los hijos, los papás, los hermanos, los demás parientes, la novia, el novio, los amigos, los vecinos, los compañeros de escuela o de trabajo, la gente con la que tratamos y los más necesitados?

No seamos de los que piensan que son buenos sólo porque tienen buenas intenciones. El amor y el bien no son sólo sentimientos o ideas, sino realidades que deben aterrizarse en cosas muy concretas. Pidámosle a Dios que nos ayude a hacerlo así. Porque sólo así nuestra vida se hace plena. Porque sólo así contribuimos a que las cosas mejoren en casa y en el mundo. Porque sólo así nos estaremos preparando para recibir a Jesús y gozar de la vida por siempre feliz que él nos trae.

 

+Eugenio A. Lira Rugarcía
Obispo de Matamoros

 

 

______________________________________

[1] Cf. 1ª Lectura: Sof 3,14-18a.
[2] Cf. Sal: Is 12.
[3] Cf. 2ª Lectura: Fil 4, 4-7.
[4] Cf. Catena Aurea, 9310.
[5] Cf. Angelus, III Domingo de Adviento, 13 de diciembre de 2015.
[6] Angelus, III Domingo de Adviento, 16 de diciembre de 2012.

 

Fallecimiento del Sr. Tiburcio Barbosa Rivera

A todos los fieles y sacerdotes de la Diócesis de Matamoros

Les comunico que el padre de nuestro hermano el presbítero Guadalupe Barbosa Cruz, el señor Tiburcio Barbosa Rivera, después de una prolongada y penosa enfermedad, descansa en la paz del Señor.

Hoy mismo, 11 de diciembre, se celebrará la Eucaristía de cuerpo presente en la Parroquia de San Miguel Arcángel a la 1:00 pm. en la ciudad de Díaz Ordaz, Tamaulipas. Posteriormente el cuerpo del Sr. Barbosa será trasladado a su casa y sepultado mañana 12 de diciembre a las 10:00 am en el panteón de la Colonia Agrícola Nueva independencia.

Que Dios acompañe a nuestro hermano el padre Lupe y a su familia, que tuvieron la oportunidad y la bendición de ofrecerle a don Tiburcio cuidados y amor en su enfermedad.

 

Pbro. José Luis Cerra Luna
Provicario General

 

Río Bravo, Tam., a 11 de diciembre de 2018

 

 

La Iglesia celebra la Fiesta de San Juan Diego

“¡Amado Juan Diego, ‘el águila que habla’! Enséñanos el camino que lleva a la Virgen Morena del Tepeyac, para que ella nos reciba en lo íntimo de su corazón”, dijo San Juan Pablo II en la canonización de San Juan Diego, el vidente de la Virgen de Guadalupe, y cuya fiestase celebra cada 9 de diciembre.

Según la tradición, San Juan Diego nació en 1474 en Cuauhtitlán, entonces reino de Texcoco, perteneciente a la etnia de los chichimecas, y hoy territorio mexicano. Su nombre era Cuauhtlatoatzin, que en su lengua materna significaba “Águila que habla” o “El que habla con un águila”.

Siendo adulto y padre de familia, se sintió atraído por la doctrina de los sacerdotes franciscanos que llegaron a México en 1524 y recibió el bautismo con su esposa María Lucía. Los dos se casaron cristianamente, pero tiempo después falleció su esposa.

El 9 de diciembre de 1531 se le apareció, en el cerro del Tepeyac, la Virgen María, quien se presentó como “la perfecta siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios”. La Virgen le encomendó que en su nombre le pidiese al Obispo Capitalino, el franciscano Fray Juan de Zumárraga, la construcción de una Iglesia en el lugar de la aparición.

El Obispo no aceptó la idea y la Virgen le pidió que insistiera. Al día siguiente, Juan Diego volvió a encontrar al Prelado, quien lo examinó en la doctrina cristiana y le pidió pruebas objetivas del prodigio.

El martes 12 de diciembre, la Virgen se le presentó y lo consoló, invitándolo a subir a la cima de la colina del Tepeyac para que recogiera flores y se las trajera. A pesar de la estación invernal y la aridez del lugar, San Juan Diego encontró flores muy hermosas y la colocó en su “tilma”. La Virgen luego le mandó que se las presentara al Obispo.

Estando frente al Prelado, el Santo abrió su “tilma” y dejó caer las flores. En el tejido apareció la imagen de la Virgen de Guadalupe, que desde ese momento se convirtió en el corazón espiritual de la Iglesia en México y en una de las mayores devociones marianas que permanece con fuerza hasta nuestros días.

San Juan Diego, con el permiso del Obispo, pasó a vivir en una pobre casa junto al templo de la “Señora del Cielo”. Limpiaba la capilla y acogía a los peregrinos que visitaban el lugar, donde hoy se eleva un gran templo.

El laico San Juan Diego partió a la Casa del Padre en 1548 y gozó de tanta estima que sus contemporáneos solían decir: “Que Dios te haga como Juan Diego”. Fue beatificado por San Juan Pablo II en 1990 y canonizado en el 2002.

 

ACIPrensa

 

 

Detalles sobre funerales del Padre Eugenio Gutiérrez

Hermanos y hermanas:

Les comunico lo concerniente a los detalles en torno a los funerales del padre Eugenio Gutiérrez Pecina.

  1. Dado que por ser domingo es imposible que el padre Eugenio sea velado en su parroquia de servicio, su cuerpo podrá ser visitado en Funeraria Español, localizada en Boulevard Miguel Hidalgo 1415, Colonia Longoria, en Reynosa, Tam., a partir de las 10:00 am y hasta las 10:00 pm de este domingo 9 de diciembre.
  2. El lunes 10 su cuerpo será trasladado a la parroquia de San José de Reynosa, donde continuará la vigilia a partir de las 10:00 am.
  3. A las 4:00 pm del mismo lunes 10, se llevará a cabo la Eucaristía por el sufragio del alma del padre Eugenio en la parroquia de San José de Reynosa. Todos los presbíteros, diáconos y fieles estamos invitados a participar, especialmente las comunidades en las que el padre Eugenio prestó su ministerio sacerdotal.
  4. Posteriormente su cuerpo será cremado y el martes será depositado en las urnas de la misma parroquia de San José.

El Señor Obispo, Mons. Eugenio Lira Rugarcía, los sacerdotes y fieles que se encuentran en Roma están espiritualmente unidos en la misma intención.

Pedimos al Señor por el eterno descanso del padre Eugenio, modelo y amigo de todos nosotros, pedimos también fortaleza para su familia, así como ánimo espiritual para todos sus amigos y para aquéllos que de una manera u otra fueron beneficiados espiritual y sacramentalmente por su ministerio.

Dale, Señor, el descanso eterno y brille para él la luz perpetua. Descanse en paz. Amén.

 

Pbro. José Luis Cerra Luna
Provicario General

 

Río Bravo, Tam., a 9 de diciembre de 2018

 

 

 

Fallecimiento del Pbro. Eugenio Gutiérrez

Al presbiterio y fieles de la Diócesis de Matamoros

Les comunico con profundo dolor que a las 5:40 pm del 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, nuestro hermano el padre Eugenio Gutiérrez Pecina ha fallecido en la ciudad de Reynosa. Los detalles de sus funerales serán comunicados más tarde esta noche.

En tanto, pedimos por el eterno descanso de este servidor de Jesucristo, el Buen Pastor, que ahora lo tiene en sus brazos. Invitamos a nuestras comunidades a unirse en esta intención, especialmente en las parroquias en donde nuestro hermano sirvió.

Las almas de los fieles difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz.

 

Pbro. José Luis Cerra Luna
Provicario General

 

Río Bravo, Tam., a 8 de diciembre de 2018

 

 

¿Qué es el Adviento?

Son los cuatro domingos anteriores a la Navidad y forma una unidad con la Navidad y la Epifanía.

El término “Adviento” viene del latín adventus, que significa venida, llegada. El color usado en la liturgia de la Iglesia durante este tiempo es el morado. Con el Adviento comienza un nuevo año litúrgico en la Iglesia. El sentido del Adviento es avivar en los creyentes la espera del Señor. Se puede hablar de dos partes del Adviento:

Primera Parte

Desde el primer domingo al día 16 de diciembre, con marcado carácter escatológico, mirando a la venida del Señor al final de los tiempos;

Segunda Parte

Desde el 17 de diciembre al 24 de diciembre, es la llamada “Semana Santa” de la Navidad, y se orienta a preparar más explícitamente la venida de Jesucristo en las historia, la Navidad.

Las lecturas bíblicas de este tiempo de Adviento están tomadas sobre todo del profeta Isaías (primera lectura), también se recogen los pasajes más proféticos del Antiguo Testamento señalando la llegada del Mesías. Isaías, Juan Bautista y María de Nazaret son los modelos de creyentes que la Iglesias ofrece a los fieles para preparar la venida del Señor Jesús.

 

ACIPrensa

Fallecimiento de la Señora Alejandra Reyes

Al presbiterio y fieles de la Diócesis de Matamoros

Como ya es de conocimiento de muchos de ustedes, la Sra. Alejandra Reyes, madre del Pbro. Martín Flores Reyes, partió a la casa del Padre el pasado 6 de diciembre a las 10:00 pm. Oramos por su eterno descanso y acompañamos en su pena a toda la familia Flores Reyes. La capilla funeraria estará abierta a partir del domingo 9 de diciembre a las 10:00 am y hasta las 9:00 pm; a las 7:00 pm se tendrá el rezo del Santo Rosario. El servicio funerario tendrá lugar en la funeraria Thomae – Garza, localizada en 395 S Sam Houston Blvd. de San Benito, Texas.

Dios mediante, la Misa de exequias se celebrará el lunes 10 de diciembre a las 10:00 am en la Parroquia de Santa Cecilia, ubicada en 606 W Ocean Blvd. en Los Fresnos, Texas. El sepelio se llevará a cabo en el cementerio Los Cuates en Los Fresnos. Asimismo, el Padre Martín nos informa que el domingo 9 estará celebrando en su Parroquia del Sagrado Corazón de Río Bravo a las 8:00 am, 10 am y 12 pm en sufragio del alma de su madre, en caso de que fieles o sacerdotes deseen acompañarlo.

Este comunicado puede ser compartido con todos los fieles que estén interesados en acompañar al Padre Martín y su familia, ya sea en las Misas el domingo en Río Bravo o en los servicios de lunes y martes en San Benito y Los Fresnos. Los sacerdotes podemos ofrecer las Eucaristías que celebremos por la Sra. Reyes y su familia, invitar a los fieles de nuestras comunidades a unirse a esta intención y acompañar a nuestro hermano el padre Martín y su familia en algunos de estos momentos. El Señor Obispo, Mons. Eugenio Andrés Lira Rugarcía, así como los sacerdotes que están ya en Roma y demás peregrinos, también están unidos espiritualmente al padre Martín y su familia.

 

Pbro. José Luis Cerra Luna
Provicario General

 

Río Bravo, Tam., a 7 de diciembre de 2018

 

 

Tamaulipas en el Vaticano

Comienzan a llegar a Roma
los primeros grupos de peregrinos para
la #NavidadDeTamaulipasEnElVaticano

Desde hace diez años un Estado de la República Mexicana regala un nacimiento para el Aula Paulo VI en el Vaticano (Jalisco, Estado de México, Guanajuato, Puebla, Michoacán, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Querétaro, Campeche) mismo que es recibido por el Santo Padre. Al mismo tiempo, es una oportunidad para estrechar lazos culturales mediante la artesanía y la gastronomía propias.

Este año 2018, el Sr. Gobernador de Tamaulipas Francisco Javier García Cabeza de Vaca acepta la invitación vaticana y en la comitiva que preside, van funcionarios y autoridades del Estado, los Señores Obispos Mons. Eugenio Andrés Lira Rugarcía (Obispo de Matamoros) y Mons. Enrique Sánchez Martínez (Obispo de Nuevo Laredo) así como sacerdotes, religiosas y fieles laicos de ambas Diócesis.

Los días 11 y 12 de diciembre, en torno a las fiestas de Nuestra Señora de Guadalupe, se ofrecerá un banquete gastronómico (con base al tradicional «cabrito») y se entregará el nacimiento al Papa Francisco, como parte de la muestra «Navidad Mexicana en El Vaticano». De igual manera, artesanías tamaulipecas (elaboradas algunas en la llamada «cuera tamaulipeca») podrán adquirirse en los Museos Vaticanos.

Mons. Eugenio Lira, quien hace unos años organizó la visita del Papa Francisco a México, cuando fungía como Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano expresó que: “este peregrinar es una oportunidad de decirle al Papa que lo queremos, que somos fieles a su enseñanza, de sentir su cercanía y bendición”.

Finalmente sacerdotes de la Diócesis están muy contentos por ir al encuentro con el Papa y poder decirle que no olvide rezar por la paz en estas tierras tan desagastadas por la inseguridad, el narcotráfico y la corrupción, pero que siguen en pié, día con día llevando la buena nueva a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

Buen viaje peregrinos y buena estancia en la así llamada «ciudad eterna», Roma, Italia. Arrivederci!

 

 

Concierto musical del Ministerio Jésed en Matamoros

Esta experiencia se llevará a cabo en las instalaciones del Colegio De La Salle, Matamoros (Calle 14 No.156 Entre Juventino Rosas y Jaime Nunó, Col. Buena Vista) el domingo 9 de diciembre en punto de las 11:00 am. El donativo (70 pesos) por persona será destinado para apoyar a los jóvenes que habrán de participar  en el Encuentro Mundial de la Juventud con el Papa el próximo mes de enero 2019.

Jésed Ministerio de Música es una comunidad de discípulos en misión al servicio de la Iglesia (Monterrey, N.L.) ofreciendo de manera voluntaria y Gratuita nuestro servicio al pueblo de Dios; Jésed existe para dar testimonio del amor misericordioso de Dios y anunciar y promover la vivencia de la fe por medio de la música y la oración como instrumentos para suscitar y acrecentar el encuentro personal con Cristo y la comunion con la Iglesia. Jésed es una comunidad católica que pertenece a la Arquidiócesis de Monterrey, México.

¿Qué somos?
Somos una comunidad de discípulos en misión al servicio de la iglesia

¿Para qué existimos?
Existimos para dar testimonio del amor misericordioso de Dios y anunciar y promover la vivencia de la fe

¿Qué medios utilizamos?
La música y la oración son nuestros instrumentos para suscitar y acrecentar el encuentro personal con Cristo y la comunión con la Iglesia.

 

 

Mons. Eugenio Lira nombró Provicario General para la Diócesis

Con alegría anunciamos que el Pbro. Lic. José Luis Cerra Luna, párroco de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos en ciudad Río Bravo, Tamaulipas, ha sido nombrado por Mons. Eugenio Lira Rugarcía, Provicario General de la Diócesis de Matamoros.

Esta responsabilidad del gobierno eclesiástico diocesano es para apoyar al Señor Obispo, así como al Vicario General, Pbro. Lic. Roberto Sifuentes Aranda. La figura de Provicario General viene recogida en el Código de Derecho Canónico.

EL Padre José Luis Cerra Luna. Nació en Torreón, Coahuila, el 24 de julio de 1963, pero desde su infancia radicó con su familia en Matamoros, Tamaulipas, ahí ingresó al Seminario Diocesano (1981) y realizó las primeras etapas de formación; también fue alumno del Seminario de Monterrey (198 –1985) y de la Universidad Pontificia de México (1986–1991) en donde, además del bachillerato, obtuvo la licenciatura en Filosofía (1992). Fue ordenado presbítero en 1990. En Roma consiguió la licenciatura en teología con especialidad en teología espiritual en la Pontificia Facultad Pontificia Teresianum (1997–1999). Ejerció su ministerio como director espiritual del seminario y ecónomo por catorce años, hasta 2007; además, ha sido párroco por once años en dos parroquias, en Matamoros (2007–2013) y en Río Bravo (2013 a la fecha). Preside la dimensión diocesana de formación permanente del clero y es, además, apoderado legal de la diócesis. Participa en los distintos consejos de la diócesis. Últimamente, con ocasión de su participación en el diplomado del centro de protección al menor de la Universidad Pontificia de México, colabora en tareas de prevención e intervención en temas de abuso sexual a menores por parte de clérigos.

 

 

Posadas en el Seminario de Matamoros 2018

Los días 15 y 16 de diciembre en punto de las 6:00 pm en las instalaciones del Semianrio (Carretera Cd. Victoria, km 13.5 Matamoros) se llevarán a cabo las posadas, como una forma de convivir con los seminaristas y prepararnos al tiempo de Navidad. Se reza el Santo Rosario, se cantan villancicos, se pide “posada” recordando el peregrinar de Jesús y María para el nacimiento de Jesús. Finalmente se presenta una pastorela, actuada por los seminaristas y se convive al final con una cena (tamalitos) como familia. Les esperamos! Entrada gratuita.

 

 

Celebra 40 años de vida sacerdotal el Pbro. Lic. Roberto Sifuentes Aranda

Reunidos en la Parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos de H. Matamoros, Tamaulipas, el 5 de diciembre de 2018 a las 12:00 pm se dio gracias a Dios por la vida sacedotal del Padre Roberto Sifuentes, Vicario General en la Diócesis.

Una eucaristía concelebrada y presidida por Mons. Eugenio Andrés Lira Rugarcía (Obispo de Matamoros), Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos (Obispo de Toluca), Mons. Faustino Armendáriz Jiménez (Obispo de Querétaro), Mons. Ruy Rendón Leal (Arzobispo de Hermosillo), Mons. Margarito Salazar Cárdenas (Obispo de Matehuala), Mons. Mario Alberto Avilés (Obispo Auxiliar de Brownsville) junto con sacerdotes, religiosas, seminaristas y fieles laicos.

En la homilía pronunciada por Mons. Salazar, se compartía los recuerdos y vivencias del Padre Sifuentes: “un hombre convencido de ser elegido del Señor, cordial, de buen trato y jugador de basketball”.

Posterior a la Misa se ofreció una comida para más de 400 comensales por tan importante acontecimiento. Contentos damos gracias al Señor por la vida sacerdotal. Sigamos en oración por las vocaciones.

(Izq-Der) P. Sifuentes, Mons. Rendón, Mons. Armendáriz, Mons. Chavolla, Mons. Lira, Mons. Salazar, Mons. Avilés.

Panorámica de la celebración

 

II Domingo de Adviento, ciclo C

Preparen el camino del Señor (cf. Lc 3, 1-6)

“Preparen el camino del Señor” ¡Qué buen consejo! A esto nos invita el Bautista, predicando la conversión. Porque, como dice el Papa, su voz sigue resonando hoy (1) . Él nos hace revisar en este tiempo de Adviento si le estamos preparando el camino de nuestra vida a Jesús, para que pueda venir a nosotros.

¿Y porqué es importante que venga a nosotros? Porque Jesús, en quien Dios se hizo uno de nosotros y nació en Belén para salvarnos, volverá para darnos su gloria eterna, como anuncia el profeta Baruc (2). Así, él cambiará para siempre nuestra suerte, al igual que cambian los ríos la suerte del desierto (3).

Jesús volverá para liberarnos definitivamente del pecado, del mal y de la muerte, y para hacernos por siempre felices. Vendrá para hacer realidad todos nuestros sueños y esperanzas ¡Hará triunfar para siempre la verdad, la libertad, la justicia, el bien, el progreso y la vida! Por eso vale la pena prepararle el camino.

Hay que quitar lo que obstaculiza que Jesús venga a nuestra vida personal, familiar y social, rellenando lo hueco, rebajando lo que está pasado, haciendo recto lo tortuoso y allanando lo áspero ¿Cómo? Siguiendo la “técnica” que nos da san Pablo: dejando que el amor de Dios crezca en nosotros para escoger siempre lo mejor (4).

¿Y qué es lo mejor? Hacer el bien. Dice Orígenes: “Prepara en tu corazón el camino al Señor, por medio de una buena vida, y dirige la senda de ella por medio de obras nobles y perfectas, para que la Palabra de Dios discurra por ti sin ningún obstáculo” (5).

Pero, ¿cómo hacerlo cuando hay tantos obstáculos que nos estorban; crisis, enfermedades, penas y problemas en casa, la escuela, el trabajo y el mundo? San Ambrosio responde: “Cristo lo es todo para nosotros. Si quieres curar una herida, él es el médico… si tienes necesidad de ayuda, él es la fuerza; si tienes miedo a la muerte, él es la vida; si deseas el cielo, él es el camino” (6).

Acerquémonos a Jesús escuchando y haciendo vida su Palabra, recibiendo sus sacramentos y orando. Así, con su ayuda, podremos rellenar con su amor el hueco que haya en nuestro corazón; rebajar nuestro egoísmo, nuestra sensualidad, nuestra soberbia y nuestras envidias; hacer rectas nuestras intenciones; allanar nuestro mal carácter, nuestras indiferencias y nuestros rencores. Entonces, a través de nosotros, los demás verán que es real la salvación que Dios trae ¡A echarle ganas!

 

+Eugenio Andrés Lira Rugarcía
Obispo de Matamoros

 

________________________________________

1. Cf. Angelus, 6 de diciembre de 2015.
2. Cf. 1ª Lectura: Bar 5, 1-9.
3. Cf. Sal 125.
4. Cf. 2ª Lectura: Flp 1, 4-6; 8-11.
5. In Lucam, 21.
6. De virginitate 16, 99.